Vivir viajando – viajar viviendo

vivir viajando

Si es la primera vez que visitas nuestro blog…¡bienvenido a the flying coconut!

Como bien has podido leer en el apartado Nosotros, somos una pareja con ganas de ver mundo y que cree, sin duda, que existe la posibilidad de vivir viajando. Asique, nos hemos propuesto cambiar de vida y demostrar que es posible (o “morir” en el intento)

Antes de empezar a llenar nuestro blog de experiencias, hemos creído conveniente ponerte primero en situación.


Siempre nos ha gustado viajar, conocer países nuevos, su gastronomía, su gente etc. Desde hace años, y porque nuestros trabajos nos lo han permitido, organizamos nuestras escapadas para agosto; Elegíamos un destino y planeábamos cómo ver todo lo imprescindible en 3-4 semanas. Todo eso está muy bien y sabemos que no hay mucha gente que se puede permitir ver lo que hemos visto hasta ahora, pero cuando volvíamos en septiembre, con todo un año por delante de rutina y monotonía, nos planteamos si realmente era eso lo queríamos a largo plazo. ¡Con todos los rincones que queremos ver no nos da el tiempo!

Ni siquiera tenemos 30 años y ya tenemos “lo que la mayoría de las personas busca”: un sitio donde vivir, un puesto de trabajo, rutina, cierto poder adquisitivo para formar parte del consumismo desenfrenado de hoy en día……en resumen estabilidad. Pero hay algo que nos falta, un vacío que puede ignorarse y sepultarse debajo de todo lo anterior, o llenarse. 

Así, se va implantando una idea en nuestras cabezas y, nada más empezar este año, dándole vueltas a lo que hemos logrado y nos ha dado el año anterior (poca cosa  evidentemente…), decidimos buscar alternativas a nuestro actual modo de vida y poner todo en “pause” para perseguir nuestro objetivo y dejar de vivir deseando que sea agosto constantemente.

Asique, así, a pesar de los miedos y el temor a perder la seguridad que tenemos ahora, hemos decidido llenar nuestro vacío y saciar nuestro hambre de vivir una vida diferente, plena, que nos valga la pena vivir.

No sabemos lo que ocurrirá una vez que cojamos nuestro primer avión (con billete de ida sólo), pero por lo menos sabremos que no nos arrepentiremos el resto de nuestras vidas de no haberlo intentado.


Viajando por ahí

 

 

 

*Nosotros intentando tomar decisiones importantes

 

 

 

 

 

Volver arriba