Día 53 – 56: Ho Chi Minh

Qué ver en Ho Chi Minh
¡Vota este artículo!
[Total: 2]

Día 53

Lluvia incansable

A pesar de la lluvia, el traslado a Ho Chi Minh transcurre (extrañamente) con toda normalidad.

Tardamos alrededor de 4 horas y llegamos al centro de la ciudad sobre las 3 de la tarde, pero el autobús para demasiado lejos del hotel como para que podamos ir andando. Además, es el día que más llueve desde que hemos llegado a Vietnam; y seguiría así todo el día y toda la noche.

Nos ha costado bastante encontrar un hotel de presupuesto reducido y que reúna las condiciones mínimas que buscamos, pero finalmente encontramos una buena oferta. El hotel, de estilo colonial, parece un antiguo palacete. Todo es blanco y está reluciente.

Ho Chi Minh

Nos reciben, hablando en inglés (no nos lo podemos creer), nos hacen un check-in formal e incluso nos dan una bolsita de bienvenida. Estamos sobrecogidos ante tanta atención y lo mejor es que la habitación es perfecta. Un pequeño estudio, luminoso, limpio y renovado. Aquí pasaremos la próxima semana.

De Ho Chi Minh podemos ver poco con la incesante lluvia que cae, pero debemos salir para poder cenar algo.

Nos calzamos nuestros chubasqueros de bolsa de plástico, nos arremangamos los pantalones y salimos con las chanclas. Hemos aprendido a ir en chanclas cuando llueve (como hacen los vietnamitas) porque resulta ser lo más cómodo, para no tener que ir secando las zapatillas con el secador (si es que hay).

El agua nos llega casi por los tobillos en algunos tramos del callejón. Torrentes de agua caen de los tejados y toldos. Menos mal que, aparte de los chubasqueros, en el hotel nos han dado un paraguas gigante. Nunca habíamos visto llover así y, mucho menos, nos habíamos aventurado a salir a la calle.

Día 54

Descubriendo Ho Chi Minh

Efectivamente, nos despertamos sin lluvia. Ha llovido durante toda la noche sin parar, pero parece que las previsiones aciertan hoy. Lo mejor es la temperatura exterior; ni frío ni calor.

Cargamos las pilas con el desayuno del hotel y salimos a descubrir Ho Chi Minh. El tráfico es denso, fluido y constante (como la lluvia de ayer), pero hay bastantes semáforos, por lo que nos las podemos apañar para cruzar las gigantes avenidas.

Los edificios altos, las motos y la frenética actividad son algo agobiantes, pero el centro está lleno de vegetación y parques, que ofrecen un respiro al peatón.

Lo primero que hacemos es conseguir un café (ya se ha convertido en ritual diario) y dejamos la cámara en la tienda oficial de la marca, que, casualmente está cerca de "casa".

Resulta que en Dalat sufrió un pequeño accidente y el disparador no funciona bien. En la tienda la prueban, nos dicen que la pueden mandar a arreglar y que estará lista para finales de semana; antes de irnos. Esperamos que sea verdad; tanto que la puedan arreglar como que estará lista a tiempo.

Una vez cumplidas con las obligaciones de la mañana seguimos con nuestro recorrido turístico por la ciudad. Comprobamos que, tal como hemos leído, el alojamiento se encuentra en el Distrito 1; el más céntrico y en el que se encuentran los centros comerciales, edificios de empresas importantes y principales atractivos turísticos.

Hay zonas muy cuidadas, con flores y árboles, sobre todo cerca de las tiendas de marcas multinacionales.

Llegamos al Palacio de la Reunificación; un edificio enorme, blanco y rectangular, situado en medio de un parque y rodeado de antiguos tanques y aviones de guerra. Continuamos por el centro, vemos el Ayuntamiento y la ópera, y seguimos rumbo al río Saigón, pasando por tiendas de marcas inasequibles y edificios coloniales.

Qué hacer en Ho Chi Minh
Palacio de la Reunificación
Ayuntamiento Ho Chi Minh
Qué hacer en Ho Chi Minh
Ópera Ho Chi Minh

El río es anchísimo, marrón y está lleno de basura y barcos de carga. No es la parte más bonita de la ciudad pero tenemos buenas vistas del skyline de la ciudad.

Volvemos hacia el centro y nos dirigimos al mercado de Ben Thanh, considerado uno de los símbolos de la ciudad y uno de los lugares más visitados por turistas y locales. El edificio recuerda a cualquier otro mercado y el interior está repleto de puestos de ropa, tejidos, souvenirs y comida.

Los pasillos se extienden en todas las direcciones y la vista no alcanza para ver el final al otro lado.

Pasamos por algunos pasillos por hacernos una idea, ya que no tenemos intención de comprar nada, y acabamos pasando por los puestos de comida. Pensamos en comer allí, pero apenas llegamos a los puestos nos empiezan a acosar de todos lados, pegándonos con las cartas en el brazo para llamar nuestra atención (o alimentar nuestra ira).

No entendemos estas técnicas de marketing. Acabamos estufando a varias señoras muy insistentes y salimos del mercado.

Río Saigón Ho Chi Minh
Jardines del río Saigón
Qué hacer en Ho Chi Minh
Ben Thanh Market Ho Chi Minh

Nuestra última parada es la calle peatonal Pham Ngu Lao y sus adyacentes, donde se encuentran todos los restaurantes, bares y hostales de mochileros. De día tiene poco encanto, aunque hay muchos callejones repletos de restaurantes económicos. Al final encontramos un lugar para comer, en el garaje de una familia. Preparan arroz con verduras y tofu en todas sus variantes. Muy rico y muy barato.

Se nos ha hecho algo tarde. Cogemos fuerzas y emprendemos el camino de vuelta al hotel. Nos queda casi una hora de caminata.

A pesar de los semáforos y de nuestra adquirida habilidad por cruzar por los ríos de motos, nos pegamos varios sustos igualmente encontrándonos de frente con conductores por la acera o vehículos circulando en sentido contrario. Hay que estar alerta en cada momento y al final del día llegamos agotados de tanta tensión.

Qué hacer en Ho Chi Minh
Así acabamos el día por Ho Chi Minh

Día 55 y 56

Reuniones y trabajo

Las temperaturas han vuelto a la normalidad y no se puede estar. La humedad y el calor son asfixiantes, y en el rato que estamos andando por la calle nos deshacemos en sudores.

Volvemos al centro para ver la catedral de Notre Dame  y la oficina central de correos de Ho Chi Minh, y para encontrarnos con un amigo del pueblo, que también está viajando por Asia. Saltamos de restaurante en cafetería, para evitar el calor del sol y nos ponemos al día. Se nos pasa la tarde hablando y compartiendo historias viajeras.

Aprovechamos para trabajar y, al día siguiente, esperamos a que baje el sol para salir a la calle.

Qué hacer en HO Chi Minh
Notre Dame Ho Chi Minh
Qué hacer en Ho Chi Minh
Correos Ho Chi Minh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba