Día 22-23: Phong Nha

Phong Nha

Día 22

Bus local a Phong Nha

Dejamos Dong Hoi, para dirigirnos al Parque Nacional de Phong Nha.

Si no dispones de mucho tiempo para conocer Vietnam, puedes contratar una excursión para conocer en un días las principales cuevas de Phong Nha o dirigirte allí directamente, sin parar en Dong Hoi.

La parada del autobús local se encuentra a la vuelta de la esquina de nuestro hotel. Nos confirman que pasa cada hora, así que a las 9 de la mañana en punto estamos allí con nuestras 4 mochilas. Como siempre, los horarios en Vietnam son relativos y el autobús pasa a las 9:30.

Somos los primeros en subirnos. Es un autobús de línea antiguo y relativamente pequeño; poco más grande que una mini-van. Apenas se nota el aire acondicionado y, por suerte, la primera media hora trascurre con la puerta delantera abierta.

Phong Nha

Atravesamos las calles principales de la ciudad recogiendo y dejando paquetes. Se ve que aprovechan el trayecto para dar servicio de mensajería. No suben más pasajeros hasta que empezamos a salir de Dong Hoi y la mayoría vuelven a bajar después de pocos minutos.

Acabamos por dejar atrás la ciudad y su tráfico. Recorremos un tramo de autovía y nos adentramos en los caminos rurales que rodean el Parque Nacional. Conforme va subiendo gente, nos miran y/o hacen algún comentario entre ellos sin molestarse en disimular. Está claro que somos de los pocos turistas que utilizan este transporte y parece que nuestro aspecto les resulta de lo más curioso.

La mayor parte de trayecto, recorre aldeas y pequeños pueblos. El paisajes es totalmente verde y está salpicado por casitas de agricultores y granjas.

Vamos mirando el mapa en el móvil y parece que nos estamos acercando, cuando paramos en una escuela y más de 30 niños se agolpan en la puerta del autobús para subir. El poco camino que nos queda lo hacemos rodeados de estudiantes adolescentes por todas partes. No cabe nadie más, ni sentado ni de pie. La última media hora se hace muy larga.

Tardamos 1 hora y media en recorrer los 40 km que nos separan de Phong Nha. La diferencia de precio con el transporte "turístico" y la experiencia hacen que valga la pena aprovechar el transporte local.

El pueblo de Phong Nha está formado básicamente por una calle principal en la que se agolpan restaurantes, hostales y agencias de viaje. El resto es vegetación. Igualmente, parece que el pueblo está animado; todos los turistas estamos reunidos en la misma zona.

Día 23

Paradise y Phong Nha Cave

Después de darle muchas vueltas decidimos contratar una excursión para conocer dos de las cuevas más importantes del parque: Paradise y Phong Nha Cave. 

A las 8:20 de la mañana tocan a la puerta de nuestra habitación para recogernos. Montamos en el transporte. Somos un grupo de 10 personas, de diversos orígenes: Irán, Sudáfrica, Brasil, Alemania... que iríamos conociendo a lo largo del día.

Nuestro animado y hablador guía se llama Kong. Nos cuenta historias sobre su vida, sus estudios y, por supuesto, las indicaciones sobre nuestra excursión.

La carretera que lleva a nuestro destino atraviesa el parque y su espesa vegetación. Una manta de enredaderas cubre árboles y palmeras. Apenas se puede ver una rama libre entre la densidad de hojas.

  • La primera parada es el Botanical Garden. Les encanta llamar jardín botánico a conjuntos de vegetación en general, sin que tengan flores u otro atractivo. Kong nos hace una pequeña introducción sobre historia y los animales que habitan el parque (y que no vemos), y paseamos por un sendero que atraviesa la vegetación para ver un pequeño salto de agua. Llegamos a la parte de arriba del mismo, por lo que tenemos que descender por un lado, entre rocas para poder verlo desde abajo.

Excursión Phong Nha

Volvemos a subir, agarrándonos de una cuerda dispuesta entre las rocas. El ascenso es corto, pero la humedad y el calor ya son elevados a primera hora de la mañana y nos obligan a refrescarnos en el pequeño río que va a parar a la cascada.

  • La siguiente parada es Paradise Cave. Nuestro guía ya nos había advertido que el ascenso a la cueva sería de lo más duro del día. Un sendero asfaltado que se adentra en la selva nos acerca al inicio de las escaleras que suben a la entrada. Kong nos cuenta que recorre el mismo camino todos los días, 7 días a la semana.

No contamos los escalones, pero llegamos arriba asfixiados. Tampoco es un ascenso demasiado largo, pero el calor hace estragos y castiga cualquier intento de movimiento o actividad física.

Una vez arriba y recuperados entramos en la cueva, en la que curiosamente volvemos a descender por una larga escalera de madera que se adentra como un laberinto entre estalactitas y estalagmitas gigantes. Lo mejor del interior, aparte de las vistas, es la temperatura. Apenas nos tenemos que adentrar unos metros para notar la humedad y el fresco, que contrastan con el exterior.

Excursión Phong Nha

Excursión Phong Nha

Recorremos las escalinatas y pasarelas de madera dispuestas por la impresionante cueva. Nunca habíamos visto un sitio así. El camino se extiende 1km hacia el interior y hace de guía entre las gigantes formaciones, que están iluminadas desde diferentes ángulos. Los paisajes que se han ido formando parecen de otro planeta y cada rincón parece diferente y especial.

Tardamos 1 hora en recorrerla y volver a ascender por las empinadas escaleras de madera. Salimos y el aire denso y caliente nos devuelve a la realidad.

  • Paramos a comer al lado del río, en la entrada de Dark Cave, donde dejaremos a parte del grupo conociendo esta cueva. Nos sentamos todos en una mesa y nos sacan abundante comida al centro. Bandejas de carne a la brasa, arroz, salsas, vegetales y papel de arroz para hacernos rollitos con todo, tal y como nos enseña Kong. Acabamos llenos y aún sobra comida. Hablamos en la sobremesa con el señor de Irán y la mujer de Sudáfrica; personas muy viajadas que siempre es interesante conocer. Aprovechamos para informarnos sobre sus respectivos países.

Excursión Phong Nha

Phong Nha

Esperamos a que nuestro guía deje a la otra parte del grupo organizado y volvemos al bus para conocer la última cueva.

  • Paramos a 5 minutos de nuestro hotel para coger nuestro barco a Phong Nha Cave.  Somos 5 con el guía y tenemos la barca para nosotros solos. Navegamos algo más de media hora por el río hasta llegar a la cueva. La comida, el cansancio y la brisa, hacen estragos y casi nos quedamos durmiendo con las vistas de pescadores y el mar de vegetación que se extiende desde las orillas hacia la montaña.

En el trayecto entablamos conversación y Kong nos deleita con sus repetitivos chistes en inglés. Por fin llegamos a la entrada de la cueva y el motor de la barca se para. Los dos tripulantes comienzan a maniobrar a mano y a pasearse por los bordes de la embarcación para recoger el techo de la misma, para dejarnos disfrutar mejor de las vistas.

Phong Nha

Excursión Phong Nha

 

Hacemos un recorrido de ida y vuelta sobre la barca. Las formaciones son muy parecidas a la anterior, pero el paseo sobre el agua le da un encanto especial. Antes de salir por donde hemos entrado, nos dejan en una parte de la orilla y podemos adentrarnos a pie hasta el otro lado, donde nos vuelve a esperar la barca. Estamos prácticamente solos.

Volvemos por donde hemos venido con el sol ya cayendo entre las montañas. Ha sido un día completo.

Phong Nha

Phong Nha


 

Volver arriba