Día 10 – 12: Conociendo Cat Ba

Isla de Cat Ba

Día 10

Parque Nacional de Cat Ba

Nos levantamos a buena hora y desayunamos en el lobby de nuestro hotel. Banana Pancake preparado en el callejón de al lado. (Cuando viajamos la verdad es que no somos nada aprensivos).

Una vez averiguados los precios de las excursiones clave, decidimos alquilar una moto y dirigirnos al Parque Nacional de Cat Ba para hacer, una vez más, un trekking.

Después de atravesar el pueblo y coger la autovía montaña arriba (con unas vistas impresionantes de la bahía), llegamos a la entrada del parque. En la ventanilla nos indican el recorrido más "corto" para visitar el pico del parqu. (Ngu Lang Peak).

Nos adentramos en el parque por un camino asfaltado y llano, rodeado de vegetación y pequeñas granjas locales. Nos reciben cientos de mariposas revoloteando por le aire, posándose en las flores que escoltan nuestro camino hacia el sendero principal.

Que hacer en Cat Ba

Después de 10 minutos andando, llegamos al principio del sendero que asciende hacia la montaña, compuesto por escalones de piedra que suben y bajan entre la densa vegetación. El entorno del parque es impresionante, pero sus instalaciones están muy descuidadas y sucias.

Estamos bastante desencantados con toda la basura que estamos encontrando a lo largo de nuestra ruta por el país. Es una pena que la población no esté concienciada al respecto, no sólo aquí, sino en la mayoría de los países del Sudeste Asiático. 

Hay un mapa en la entrada del camino pero no sabemos cuánto tiempo tenemos que estar andando. El sol aprieta y los tramos de escalones que ascienden se hacen cada vez más pesados. Lo único que nos hace olvidarnos del cansancio son los ruidos que se oyen en la profundidad del bosque y una serpiente de metro y medio que decide cruzarse por nuestro camino.

El camino no es muy complicado, pero tampoco es para cualquiera. Hay que ir preparado y tomárselo con calma. Menos mal que nos llevamos la botella de agua grande.

Cuando llegues a la entrada del parque verás 4 posibilidades de senderos. Dependiendo del tiempo que tengas y de lo que quieras ver, la persona en la ventanilla te indicará el precio y el camino. Hagas la ruta que hagas, procura ir preparado: con ropa adecuada y suficiente agua.

Llevamos 45 minutos de ascenso por los escalones del parque cuando llegamos a un cruce en el que no hay ningún cartel salvo el de "exit" que apunta en nuestra dirección. Por suerte, de detrás de unas rocas bajan varios turistas que nos indican que el camino sigue por donde ellos vienen. Quedaba lo peor.

Que hacer en Cat Ba

Los escalones se vuelven más altos y en los últimos tramos prácticamente hay que escalar por los escalones naturales de las afiladas rocas. Al fin llegamos al mirador. Una plataforma techada, de cemento nos da una visión 360º del paisaje de la isla. El esfuerzo ha valido la pena.

Descansamos en el mirador, reponemos fuerzas y nos disponemos a subir al pico más alto por el último tramo del camino. Unos cuantos escalones más y una pendiente para escalar y llegamos a la cima. El sol brilla con fuerza pero el viento de la altura es gratificante.

Que hacer en Cat Ba

Nos paseamos por la estrecha cima entre rocas y arbustos, intentamos hacer alguna foto entre los turistas y nos mentalizamos para comenzar nuestro descenso.

El camino de vuelta se hace más llevadero aunque las fuerzas de las piernas ya nos fallan. Volvemos por el camino idílico de las mariposas, cruzándonos con los visitantes que acaban de llegar. No saben lo que les espera.

Montamos en nuestra moto y volvemos sobre nuestra ruta inicial. Paramos para comer en un restaurante al lado de la carretera (de los pocos que no nos ha gustado hasta ahora) y visitamos dos cuevas que están de camino de vuelta a casa. Hospital Cave y Trung Tran Cave.

Cat Ba
Hospital Cave

La primera, como su nombre indica, es una cueva que se usó a modo de hospital y refugio durante la guerra de Vietnam. Como no podía ser de otra forma en el día de hoy, hay que subir unos cuantos escalones para llegar a la entrada de la misma. El lugar es curioso e interesante, pero no nos lleva más de 20 minutos en recorrer las habitaciones y pasillos de cemento.

La segunda, es una cueva natural a la que accedemos por una larga escalinata de cemento de lo más vertiginosa. Otro tanto de escalones que sumar al día. Nos guiamos por el sendero iluminado entre estalactitas y estalagmitas, y formaciones imposibles de la roca.

Volvemos al hotel y, con las fuerzas que nos quedan, buscamos un restaurante donde hacernos con nuestra merecida cena. Ha sido un día completo.

 

Día 11

Playa y atardecer en Cannon Fort

A pesar del cansancio del día anterior, nos levantamos temprano y montamos en nuestro motociclo, decididos a explorar algunas de las playas de Cat Ba.

Lo bueno de la isla es que todo está relativamente cerca y después de un paseo en moto llegamos a la playa conocida como Cat Co 3.

Playas de Cat Ba
Cat Co 3

Hay turistas, pero sobre todo visitantes locales que aprovechan el domingo y el comienzo de las vacaciones escolares para disfrutar de sus playas. A pesar de los pronósticos de lluvia, luce un sol radiante.

Buscamos nuestro hueco en la arena y disfrutamos del agua y las vistas, y observamos el ir y venir de Vietnamitas alterados y eufóricos. Hay algo más de oleaje y el agua es transparente a pesar de los restos de basura que la marea va depositando en la orilla.

Llegamos a la hora de la comida como podemos y nos permitimos descansar un rato en la habitación.

Algo más conscientes, decidimos ver el atardecer en Cannon Fort. Un fuerte construido en 1942 a 177m de altura, que ofrece una de las mejores vistas de Vietnam.

Tardamos 15 minutos en moto hasta la cima, aparcamos y nos adentramos en el corto sendero que atraviesa un trozo de bosque hasta los diferentes puntos de control del fuerte; dos de ellos miradores, desde donde se puede ver toda la bahía de Cat Ba. Son las 17:10, llegamos al punto más alto donde ya esperan una decena de turista, listos para contemplar el espectáculo diario.

Hacemos fotos y nos sentamos a contemplar las vistas durante un rato. Se respira una atmósfera de paz, que parece ser unánime para todos los presentes.

Que hacer en Cat Ba

A medida que la luz del día se desvanece volvemos por otro sendero que lleva a la cafetería del lugar, estratégicamente situada hacia el otro lado de la bahía, con vistas sobre el mar, Monkey Island y los atolones que la rodean. Ya no queda luz cuando volvemos al hotel.

Llegamos para hacer un repaso de fotos, ir a cenar y acostarnos con el recuerdo del espectacular paisaje que hemos podido ver.

Que hacer en Cat Ba
Bahía de Cat Ba

Día 12

¿Dónde está mi moto?

Salimos del hotel, desayunados, dispuestos a seguir disfrutando de las playas de Cat Ba, cuando nos damos cuenta de que nuestra moto no está (¡Madre mía!)

Recorremos el callejón pensando que alguien la ha podido mover durante la noche, pero no está. Avisamos a la dueña de nuestro hotel que ya se estaba percatando de la tragedia. Salimos a la calle principal para ver si está por algún lado. Suerte que el día de antes le habíamos hecho una foto a la matrícula.

Pero no hay rastro de la moto.

Volvemos al callejón. La dueña habla con una compañera que le indica algo en su idioma. Se acerca a nosotros y nos dice que puede que se la haya llevado el jefe del puesto de alquiler (¿¿Qué??).

Nos pide que le enseñemos la llave de la moto para ver si conoce al dueño y, por suerte, lo hace. Lo llama; un momento de tensión y sonríe. Nos confirma que, efectivamente, se la habían llevado. El pueblo de Cat Ba es pequeño, pero no tanto como para que algo así parezca normal.

Todavía sin creernos lo que acaba de pasar bajamos al paseo en busca del tal jefe. No sabe ni quienes somos. Le decimos que nos ha quitado la moto y nos explica que un compañero la vio anoche y se la devolvió. No entendemos, pero sin más se disculpa y nos la devuelve para que la podamos alquilar un día más.

Después del susto volvemos a nuestra rutina de playa como si no hubiera pasado nada.

Nos dirigimos a la playa Tung Thu, situada al otro lado del pueblo. La playa en sí es paradisíaca. Más de 10 metros de arena fina, cuya entrada es escoltada por una capa de césped y salpicada con alguna que otra palmera. Los atolones de fondo y apenas un par de personas en la orilla. No sabíamos que esto último no es buena señal.

Playas de Cat Ba
Tung Thu

Conforme nos vamos acercando a la orilla nos damos cuenta de la cantidad de suciedad que hay en el agua y la arena. El agua es prácticamente marrón y una capa de espuma del mismo color bordea las olas cuando rompen. No sabemos si por la marea o las olas que hay, pero descubrimos por qué está desierta.

Volvemos a la otra punta del paseo marítimo para quitarnos las ganas de baño en Cat Co 3.

Aprovechamos el camino para hacer fotos del puerto que, por la mañana, tiene una luz especial.

Que hacer en Cat Ba
Puerto de Cat Ba

Acabamos el día contratando nuestra excursión a Ha Long Bay al día siguiente y comprando los billetes hacia nuestro próximo destino: Ninh Binh.

Volver arriba