5 curiosidades sobre Vietnam (I parte)

Conocer Vietnam

Después de prácticamente un mes en Vietnam, nos hemos visto obligados a hacer este recopilatorio de observaciones y curiosidades que hemos ido aprendiendo por el camino.

Te contamos desde nuestro punto de vista las costumbres y forma de ser de su población, para que empieces a hacerte una idea de lo que vas a ver y vivir.

→ Todos los comentarios son subjetivos y se basan en nuestra experiencia personal. Podrás experimentar las mismas cosas o hacerte una idea totalmente contraria a la de este artículo dependiendo de tu viaje.

1. La conducción

La conducción, al igual que en muchos otros países asiáticos, es caótica. La cantidad de tráfico y de motos que circulan por las calles es incalculable, sobre todo, en las grandes ciudades. Cientos de motos se agolpan en los semáforos a la espera de salir primero.

Es verdad que si vas a Vietnam, lo más cómodo en varias zonas será alquilar una Scooter. Tendrás más libertad para moverte y perderte entre las calles y paisajes del país, pero deberás llevar mucho cuidado y seguir los consejos que te damos en este artículo. (Próximamente)

También tienes la opción de alquilar una moto para recorrer por tu cuenta el país o contratar una ruta en moto con conductor.

Vietnam

Conducen por la derecha pero utilizando los carriles de forma arbitraria, en el caso de los coches o vehículos grandes. En las calles grandes, básicamente el vehículo lento avanza por dónde quiere y los demás deberán adelantarlo. Como consecuencia de esto, los frenazos son constantes y si eres copiloto o pasajero lo mejor es que te agarres fuerte o vayas durmiendo.

  • En muchas ocasiones circulan en sentido contrario para llegar antes a su destino.
  • Las rotondas son simbólicas y suelen ser lo suficientemente pequeñas para no tener que rodearlas.
  • Las carreteras principales o autovías suelen estar en buenas condiciones. Las secundarias tienen más baches, parches y obras.
  • Por la noche algunos llevan luces y otros no. Muchos dejan las largas puestas.
  • La incorporación a una vía es responsabilidad del que viene, ya que es el que tendrá que estar atento para esquivar al que se incorpora.
  • Les da lo mismo conducir mejor o peor llevando pasajeros.
  • Nos hemos trasladado de norte a sur del país y no hemos visto ningún accidente por ahora.

2. El inglés

La lucha de los vietnamitas con el inglés es una batalla perdida, por ahora.

En la mayoría de los lugares que visitamos, aunque sea atendiendo al turista, no hay nadie que pueda formular una frase en el idioma para poder indicarte por lo menos lo que le estás preguntando. Por suerte todos tienen móvil y si tienen algo que decir o no te entienden usarán el traductor de Google, que siempre tienen a mano.

Hay que decir que, aunque no se les de demasiado bien, todos intentan hacer un esfuerzo por comunicarse. Incluso las personas mayores que no entienden palabra de inglés, intentan contestar y mantener una conversación en su idioma.

También es verdad que hay muchos que se han puesto manos a la obra para cambiar esta situación, sobre todo personas más jóvenes, y en los lugares menos sospechados encuentras a un vietnamita con acento inglés o a una camarera ensayando sus frases estándar (How are you? Where are you from? etc.).

Vietnam
Nuestros estudiantes improvisados

En Hanoi era muy común que nos pararan grupos de estudiantes de inglés para intercambiar unas cuantas frases y practicar, y los más pequeños prueban algunas palabras siempre que se cruzan con algún turista.

→ Aquí puedes leer más sobre la ciudad de Hanoi.

3. Su personalidad

En general, los vietnamitas son personas tranquilas y amables. Está claro que hay de todo, como en todas partes, pero normalmente están dispuestos a ayudarte en lo que puedan.

Son muy habladores y un poco gritones. Es uno de sus pasatiempos preferido. Con nosotros, en muchas casos la comunicación es limitada por el idioma y tampoco permite más interacción, pero si pueden ofrecer su ayuda o hospitalidad, lo harán.

Curiosidades Vietnam

También son personas muy sociales y familiares. Siempre están en grupos o hablando con los vecinos/amigos, y si viene un invitado o un conocido de paso, lo mínimo que obtiene es una taza de té antes de irse. No entendemos el idioma, pero podemos confirmar que, aunque no se conozcan, siempre se tratan como si lo hicieran.

No hemos visto discutir a nadie. En principio, suelen ignorarse para evitar problemas.

4. Pegados al móvil

Estamos impresionados con la cantidad de gente que tiene móvil en Vietnam y, sobre todo, lo mucho que lo usan.

El 90% de las personas que hemos visto pasa su tiempo libre mirando el móvil, si puede ser, a todo volumen. La mayoría lleva Apple o Samsung. Está claro que el precio al que adquieren los dispositivos son algo menores; lo que puede justificar la cantidad. Pero lo que llama la atención verdaderamente es que lo utilizan constantemente y durante ratos muy largos.

Es muy común ver en comercios y restaurantes a los empleados usando su móvil mientras esperan a que alguien entre o tengan algo que hacer.

5. Ritmo de vida

En Vietnam el ritmo de vida es muy tranquilo. Aunque la cantidad de tráfico y los desplazamientos frenéticos de las motos pueden dar otra sensación, la vida se desarrolla de forma bastante pausada.

Vida en Vietnam

Es verdad que la población empieza a moverse por la mañana muy pronto, pero, aparte de que generalmente no tienen prisa, se toman su tiempo para dormir la siesta y parar para almorzar y comer. Se trata de otra filosofía y forma de vida, alejada del estrés constante en el que vivimos nosotros. No quiere decir que no sean trabajadores, si no que se lo toman de otra forma y, desde luego no son tan formales como en otros países occidentales.

→ Visita nuestro diario para conocer más sobre nuestras experiencias en Vietnam.

Volver arriba